No obradoiro: A túa memoria, a nosa historia descubrimos…

Publicado el

No obradoiro: A túa memoria, a nosa historia descubrimos…

Pilar recuerda este temblor de tierra que se sufrió en la península lamadrugada del 28 de febrero al 1 de marzo de 1969. Ella tenía unos 17 años y estaba pasando la noche en una casa familiar. Nada más y nada menos que una de las joyas modernista que tenemos en Coruña: el inmueble nº100  conocido en ese momento como la casa Solla puesto que era el nombre que recibía el comercio de telas que se encontraba en el bajo comercial.

En la madrugada, en la noche…sobre las tres o así. Yo estaba en el primer piso (…) y creo que estaba sola, y me encontré desconcertada. La casa hace esquina y es (casi) toda exterior. Cada habitación está comunicada con dos o tres puertas acristaladas y dan todas al pasillo. Las puertas son de cristal, con manillas doradas y todas las habitaciones dan a la calle. Entonces claro… fue un ruido de cristales, manillas de puertas, una cosa tremenda. Me desperté sobresaltada y se me ocurre salir  al mirador, porque imaginé que los vecinos saldrían sobresaltados a la ventana, pero nadie salió. Me quedé sorprendida. No lo debieron notar igual las casas de enfrente, que eran galerías, estaban sujetas unas a otras, excepto el edificio de la telefónica, pero claro, allí no había gente aesas horas

Al día siguiente lo comento, y nadie había vivido mi epopeya, nadie se había dado cuenta

¿Sería Pilar la única que notó en terremoto del año 69 en toda Coruña?

Y tú. ¿Lo recuerdas?

¿Recuerdas haber vivido algún terremoto en Coruña?

 

A casa na que Pilar viviu o terremoto é un inmoble de 1912 proxectado polo arquitecto cubano Ricardo Boán Callejas. Este introduce na temperá data de 1906 a mobilidade ornamental para a fachada modernista cun certo barroquismo colonial que nos fai lembrar os edificios que sen dúbida coñeceu na Habana decimonónica e que conxenian á perfección cos gustos da burguesía da nosa cidade. Boan conxuga o verbo decorar e traduce madeira á nova técnica do formigón armado conseguindo nesta casa Solla o zenit da súa linguaxe. Bebe das distintas correntes do art nouveau europeo e aporta frescura ao sabor vernáculo que marca tránsito na arquitectura de entre séculos.

Non nos podemos esquecer dos detalles constructivos do interior nunha casa modernista. Todoescollido para deleitar os sentidos. Para Pilar teñen especial forza nas súas lembranzas desa noite posto que a fraxilidade do cristal e o temblor dos manubrios dourados fan que se decate de que está vivindo un terremoto. Ollando a planta que aquí podedes ver nos relata como foron os seus pasos desa noite, saíndo inquieta dunha estancia a outra. Estancias concatenadas moi típicas da distribución neste estilo arquitectónico, que aquí se adapta á parcela gótica tradicional das vivendas herculinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *