“La Biblia Kennicott” o Kennicott Bible en la Biblioteca Provincial da Coruña

Publicado el

En el Año Europeo de Patrimonio Cultural, queremos visibilizar fondos especiales y destacados de nuestra colección y que reflejen la memoria histórica y cultural.

 

The Kennicot Bible. RA/40/1-3 ( Ejemp. n. 299 de una tirada de 500)

 

En la  Biblioteca Provincial da Deputación da Coruña se custodia  una reproducción facsímil del manuscrito original de La biblia Kennicott (The Kennicot Bible. RA/40/1-3 ( Ejemp. n. 299 de una tirada de 500),  considerada hoy en día como uno de los más suntuosos manuscritos hebreos iluminados que existen y una obra maestra del arte sefardí medieval. El original se encuentra  en Bodleian Library (Oxford).

 

Este no fue el caso cuando fue descubierta en el siglo XVIII: Según el libro de actas de los administradores Radcliffe, en Oxford, un manuscrito hebreo del antiguo testamento fue comprado por ellos en 1771 a un tal Patrick Chalmers, adquirido por sugerencia de Benjamin Kennicott (1712-1783), que fue bibliotecario de la Colección Radcliffe a partir del año 1767. La biblia Radcliffe nunca formo parte de la propia colección de Kennicot, pero cuando los fondos de la Colección Radcliffe fueron transferidos a la Biblioteca Bodleian, se le dio la referencia “Kennicott 1”.

 

En un primer momento no se le prestó nunguna atención, principalmente porque no se consideraba que valiese la pena estudiar el arte judío. Sin embargo, después de que la catedrática Rachel Wischenitzer publicó un artículo sobre ella y uno de sus folios como portada de su Rimón (Berlín, 1923), comenzó a ser considerada como una de las joyas de la Colección Oriental de la Biblioteca Bodleian, no solamente debido a su texto maravillosamente escrito, sino más especialmente por sus numerosas ilustraciones. Realmente, es la combianción de texto e iluminación lo que hace de este manuscrito un objeto unico de admiración.

Isaac, el joven hijo del fallecido Salomón di Braga, debió estar entusiasmado cuando se enteró de que la Biblia Iluminada que había encargado confeccionar estaba ya terminada. El calígrafo encargado de la tarea de producir la Biblia, Moises Ibn Zabarah, declara al final del texto bíblico, en un largo colofón que él terminó el trabajo en la ciudad de A Coruña, el 24 de julio de 1476. Dice ser totalmente responsable de los 24 libros de la Biblia: la copió, añadió las notas de vocalización, escribió todas las notas de massorah y finalmente la contrastó con un ejemplar tradicionalmente exacto de la biblia y corrigió su texto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *